CÓMO HACER TARTAS DE CUMPLEAÑOS

Hoy os quiero contar cómo hacer tartas de cumpleaños.

La semana pasada la mamá de David me llamó para pedirme una tarta decorada en fondant. Tenía mucha ilusión porque era el segundo cumpleaños de su hijo. Estaba nerviosa porque sería la primera vez que David se diese cuenta de lo que es el día de tu cumpleaños. Ni que decir tiene que todo tendría que salir perfecto.

Primero decidimos el sabor de la tarta: para esta ocasión un bizcocho casero de chocolate con relleno de mermelada de frambuesa. “¡El chocolate por el niño y la frambuesa por mí que me vuelve loca!” Para la decoración en pasta de fondant también lo tenía claro: David se vuelve loco con La casa de Mickey Mouse así que algo de Mickey sería estupendo.

Pues así me puse manos a la obra, a buscar una tarta de Mickey Mouse: comencé a investigar en la red lo que había hecho la gente y comprobé que era complicado una copia exacta del ratón. Casi nadie daba con una réplica exacta y todo lo demás me parecía una chapuza. Decidí entonces que me decantaría por intentar hacer su logotipo.

Para empezar,  hacer el bizcocho casero.

En esta ocasión elegí la receta de la tarta Sacher de http://www.velocidadcuchara.com. Yo no podría vivir sin mi Thermomix y este es sin duda, el mejor blog de recetas para esta máquina. Así que cogí mi chocolate, huevos, azúcar, etc. y me puse manos a la obra (http://www.velocidadcuchara.com/2011/06/tarta-sacher-paso-a-paso-con-thermomix/id=611). Y aquí está este delicioso bizcocho de chocolate:

Bizcocho casero de chocolate 

El siguiente paso que tuve que hacer es dejarlo todo liso y plano. Para empezar, con un cuchillo quité el saliente del bizcocho para dejarlo completamente plano. Le dí la vuelta para que no se notara las irregularidadades del corte y, con un cortador de tartas como éste de Decake (http://www.decake.es/ecommerce/products/prodDetail.cfm?id=2393&categoryId=326&languageId=1) lo dividí en dos partes para echar la mermelada de frambuesa.

Una vez relleno, usé la misma mermelada para recubrir el bizcocho y quitarle así todas las posibles irregularidades, además de que esta cobertura sirve perfectamente para pegar el fondant. Ya tenía pues la cara, pero claro, me faltaban esas enormes orejas de Mickey Mouse.

Para conseguirlas, hice media receta de tarta Sacher y usé dos moldes de emplatar con fondo de papel de hornear como éste:

Orejas Mickey Mouse

Seguí el mismo procedimiento de alisado y relleno con las orejas y así queda la tarta a falta del fondant.

Tartas de cumpleaños

¿Os gusta el resultado?  Pues así es cómo hago yo las tartas de cumpleaños con bizcocho casero y, en esta ocasión, de Mickey Mouse.

En el siguiente post os enseñaré a decorarla y veréis lo bonita que queda una tarta en fondant.

Nos vemos 😉

Anuncios